24 agosto, 2016

Congreso Nacional de Escritores y Alcohólicos Funcionales presenta: LEY DEL ARTISTA


Esta madrugada los diputados del Congreso Nacional de Escritores y Alcohólicos Funcionales (CNEAF) presentaron una iniciativa de proyecto de ley denominada "Ley del Artista Hondureño".

Los diputados andaban bien a verga por supuesto...

"La Ley del Artista Hondureño buscará garantizar una Vida Mejor para aquel cantante que no logra firmar ni un evento en Jardines Café haciendo covers de covers, una Vida Mejor para aquella chica balletista que debe bailar de noche en Pink Pussy Cat para ajustar la renta, una Vida Mejor para aquel pequeño escritor reventado que no puede vender ni la primera edición de su librito de mierda, etcétera, etcétera", comentó César Indiano (Semen de Asno), el promotor principal de dicho proyecto.

La Ley del Artista Hondureño vendría a proporcionar - a todo aquel que pruebe ser un artista de verdad - un apartamento súper follador en la zona más chic de su ciudad, un automóvil moderno marca Tesla que se maneje solo - con el fin de reducir las altas tasas de choques ebrios entre los artistas nacionales - y un sueldo mensual de 26,666 lempiras para que ya no tengan que perder su tiempo en trabajitos mierdas mal pagados.

"Imaginen cuánta obra voy a poder crear ahora que no tendré que trabajar", dijo un poeta de Tegucigalpa que nunca ha trabajado...ni creado nada.

La Ley del Artista Hondureño también contempla muchos otros beneficios para la gente más cool e interesante del país, como por ejemplo: el MegaBono del Pijín.

Con el MegaBono del Pijín, se estaría garantizando la entrega totalmente gratis de un MegaCubetazo (de 10 birrias Salvatore o Imperial) a los artistas nacionales al nomás cruzar las puertas o portones de cualquier bar en el territorio hondureño.

De no hacerse efectiva la entrega de dicho MegaBono, la  Dirección General de Investigación de Asuntos Literarios (DGIAL) ya creó el escuadrón de la muerte llamado "Gracias Convoca".

Billy Joya sirvió como consejero en este sentido.

"Al hijueputa dueño de bar, chupaderito o cantina que no quiera dar el MegaBono me lo quiebran de inmediato", ordenó Billy Joya haciendo diez disparos al aire, uno por cada birria artística. 

La Dirección General de Investigación de Asuntos Literarios (DGIAL) intentó convencer a Billy Joya de que no era necesario llevar a cabo una quebranzina de dueños de bar.

"Proponemos que los dueños de bar que no colaboren sean detenidos y llevados a Gracias, Lempira, donde serán encerrados en celdas chiquiticas en las cuales se reproducirá canciones de Etnica y Alux Nahual las 24 horas del día a volúmenes insalubres", declaró el presidente del Departamento de la Verosimilitud, Dr. Chabelo de Guimaraes Bombaestereo Pineda.

Los requisitos para ser considerado un artista de verdad siguen siendo objeto de debate. A continuación colocamos algunos en los que ya se han puesto de acuerdo los diputados del Congreso Nacional de Escritores y Alcohólicos Funcionales:

1. Los pintores clasifican de manera automática, se buscará así que sean más realistas a la hora de valorar en miles de dólares sus cuadros.
2. Los escritores deberán haber sido publicados aunque sea en alguna antología de paispoesible o ya de perdida en un blog de literatura.
3. Los músicos también clasifican de manera automática, la mayoría son hippies y no se les puede pedir nada más.
4. De las balletistas clasifican automáticamente solo las que han bailado en Pink Pussy Cat, Cocktail o en cualquier puticlub porque básicamente significa que están de buen ver.
5. Si el individuo fuma marihuana ya es considerado 50 % artista. Si el individuo porta rastas se le considerará en un 75 % y clasifica ya como ARTISTIC.
6. Si el aspirante está tatuado deberá someterse a una prueba realizada por el escuadrón Gracias Convoca para determinar si es artista o pandillero. Si es pandillero, bang bang bang, hijo de puta.
7. Si el aspirante recibió el curso Grado Cero en Perfomances impartido por Yorch Martínez deberá hacer tendencia mundial el siguiente hashtag #poneteartistic
8. Si el aspirante ha visto en persona a Dennis Arita se le otorgará de manera automática el premio nacional de literatura Ramón Rosa.

En nuestra siguiente entrada prometemos traerles la lista completa de requisitos para ser ARTISTIC.



18 agosto, 2016

Asuntos Literarios querella a Jorge Martínez

 En la foto, Martínez comenta no una, ni dos, sino tres veces su propia fotografía de perfil de facebook con imágenes que, según el criptólogo de turno de la DGIAL, anuncian un cercano suicidio falso vía Facebook Live.

Es verdad, los miembros de La Hermandad de la Uva se encontraban en un retiro espiritual en las frías montañas de Yugoslovia, mismo que ha tenido que ser abruptamente interrumpido después de recibir informes harto alarmantes desde San Pedro Sula, la ciudad donde las metralletas suenan a mambo que se baila pegado y hasta abajo sin mirar one way, ¿ok?

Se nos informó que el poeta de boina y collares de hippie quinceañera, Jorge Martínez, mejor conocido en Tegucigalpa como Teenage Clown Posé, organizó y, además, participó activamente en un recital de poesía en la ciudad de San Pedro Sula.

Como ustedes ya sabrán, pícaros lectores, el Congreso Nacional de Escritores y Alcohólicos Funcionales de Honduras declaró ilegales las lecturas de poesía en la ciudad de San Pedro Sula.

Mediante un acuerdo hecho con Billy Joya, el Presidente del Arte y la Cultura y Todo Aquello Hippie Pijudito Mera Verga Seamos Amigos Maje, las lecturas de poesía serán consideradas legales solamente en Tegucigalpa, Macuelizo, La Mosquitia, Choloma, Copán Ruinas y, por supuesto, Gracias que te la convoca.

Dicho acuerdo fue firmado por Billy Joya y un representante del Congreso Nacional de Escritores y Alcohólicos Funcionales en una ceremonia de gala realizada en After Work, chupadero tranqui ubicado una cuadra arriba de Mary's Place. 

Billy Joya firmó el documento con tres vergazos de su pistola Dessert Eagle, una chulada que ni les cuento.

Volviendo al tema: Jorge Martínez organizó un recital llamado "Esto es una mierda" y vaya que lo fue.

Según un oficial de La Dirección General de Investigación de Asuntos Literarios (DGIAL) que llegó a la escena para arrestar al poeta 100% tegucigalpense Jorge Martínez, en el antro donde se llevó a cabo se encontraban presentes varias pandillas de motociclistas, modelos en decadencia y una que otra celebrity del internet, además de los infaltables poetas hippies marihuaneros que no fallan en dichos eventos con sus poemas de celular dizque espontáneos.

Quien no se encontraba ya en el lugar era Jorge Martínez. Después de leer un par de versos incoherentes que hablaban de búfalos transformados en chorizos y enormes carros Hummer que follaban entre sí, el poeta pelón se dio inmediatamente a la fuga sabiendo bien que lo que había hecho era completamente ilegal y fuera de orden.

Fuentes indican que el prófugo de las Leyes Literarias huyó a su amada Tegucigalpa, en donde fue recibido con ovaciones en el redondel de los artesanos.

El representante legal de la DGIAL acudió al Ministerio de la Ficción/Verdad a realizar el respectivo trámite y confirmó en exclusiva a La hermandad de la uva que el Ministerio de la Ficción/Verdad actuará de oficio.

"No se le permitirá al ciudadano Jorge Martínez Mejía acercarse a menos de diez metros de un micrófono y no podrá  pisar suelo sampedrano en los próximos 2666 días", declaró Lorenzo Von Matterhorn, vocero de Asuntos Literarios, quién aprovechó para desmentir los rumores de que nuestra organización participó en el controversial evento.

"De hecho La hermandad actuó como agente doble en este caso. Ellos nos proporcionaron grabaciones de la conversación previa al evento y notificaron a nuestros oficiales de los planes del poeta Jorge", agregó Lorenzo Von Matterhorn.

El decreto "San Violencia libre de poesía" lleva un año vigente.

Los  recitales de poesía están prohibidos en San Pedro Sula desde la epidemia de seudo poetas de hace dos años en la ya mítica Maison Maya y que trajo un ategucigalpamiento de las formas y las maneras: boinas, hipsters, megáfonos, falsos feminismos coge feministas, gente obsesionada con Satanás, hippies metaleros cantando culeradas, lecturas de posts de Facebook, poemas con la palabra párpado o puta por todas partes, dudosos compromisos sociales con causas de moda como las antorchas o estudiantes mejicanos, etc., todo aderezado con un espíritu de "me construyo sobre la marcha por mera simbiosis con algún poeta treintañero en crisis."  

Aunque escribir poesía con el noble objetivo de ser famoso, de asistir a recitales y ganarse la admiración de las nuevas generaciones ahora les es permitido a los poetas treintañeros que se construyeron en soledad o que terminaron solos por comportarse como gilipollas, los resultados fueron nefastos para San Pedro Sula. Ya no hay Maison Maya, Doghouse, Lily's Place, Autopollos Villa Florencia y la lista sigue. Todo esto debido a la enorme epidemia depresiva que se extendió por todas las almas incautas que cayeron en las garras del espíritu nachovegalandiano, que, los poetas treintañeros expulsados de nachovegalandia trajeron a la ciudad.

Es por eso que desde La Hermandad de la Uva extendemos una lista de consejos para sobrevivir en estos tiempos difíciles:

1. Nunca olvides que Asuntos Literarios te vigila.
2. Si perteneces a la clica de escritores y poetas de mierda nunca seas un escritor y poeta de mierda con los miembros de tu clica.
3. Lo trending son los pintores.
4. No hagas un Campos, puedes matarte por accidente.
5. En serio, ni tan siquiera tienes que ser un buen pintor...
6. Todo es ficción/Nada es ficción.
7. No lo tomes personal, we love you baby.
8. Nunca digas I never say tomorrow morning.












    


23 abril, 2016

De la Maison al Parnaso


LA BRIGADA DEL VICIO TE COGERÁ 
SI NO TE ANDAS CON CUIDADO.
Aldous Huxley



Como todos bien sabemos, La Maison Maya ya era desde hace años un lugar mítico, imborrable del imaginario del Sampedrano salvaje.


Pero La Hermandad de la Uva quiere hoy recordar específicamente a la Maison Maya inicial, a la que se podía ir en pleno día a disfrutar al aire libre de una Imperial bien fría y un porro noble de 20 pesos. Al mejor host posible, a Jose, aquel que te dejaba de buen agrado poner tu música y se sentaba con vos a platicar un ratito y a fumar un poquito- solo un ratito y un poquito, porque debía hacer eso con todos los ahí presentes. 

Queremos recordar al Jose galán que le regalaba una rosa de manera bien coqueta a la chica guapa que te acompañara- cuando se contaba con tal suerte. 

Al Jose de las buenas charlas, aquel al que se le iluminaba el rostro cuando hablaba de sus aventuras más o menos hippies en Francia.

Al Jose bondadoso que siempre le tendió la mano al arte y al artista, al que ayudó a que se presentaran ahí libros, películas, pinturas, conferencias y lo que fuera. Pero nunca con pedantería; siempre con sentido del humor. 

Jose era, indeed, un tipo muy gracioso. Él siempre muy alegre.

Así lo queremos recordar. Y queremos, en este afán, olvidar esa Maison de los últimos tiempos... esa Maison a oscuras, entre paredes, de aire viciado... esa Maison más bien fea y desagradable, la Maison decadente, decaída y hasta peligrosa a la que - a pesar de todo- seguíamos yendo algunos insensatos porque ahí estaba todavía Jose, porque él ahí vivía y era siempre grato tan siquiera pasar un rato a saludarle.


21 marzo, 2016

Día mundial de la antipoesía: "Recuperaremos nuestras tierras y los venados bailarán bajo la lluvia", un poema misquito traducido por Yorch Martínez.

Cuando el viento azote Brus Laguna
¿Dónde estarás mi amor?
Recuperaremos nuestras tierras
Nuestros bosques, nuestros ríos y risas
Y tú volverás
Anduriña mía
Como un día predije que lo harías
A danzar bajo la lluvia.

Y como un día lo prometí también
-Soy de los que promete cada cosa...-
Al ternerito recién parido
Al huevo que puso la pata
Al cachorro del tepezcuintle
A los venados brotheres mis hermanos
Que bailan bajo la lluvia:
- Ya se me olvidó que decir sobre ustedes hijos, de seguro me acordaré en el verso final -

Estoy bajo los efectos de los gorritos rojos
Y del recuerdo de todos los festivales
Que esos sujetos rubios trajeron;
Llevándose, a cambio, todos los ojos de nuestras estatuas
En la ciudad del mono...
Y yo con este mono...
Con este mono mismo que se llevó mis bananas...

Cuando el viento azote Brus Laguna
¿Dónde estarás mi amor?
Yo estaré fumando
Esnifando la blanca hierba por la noche
Bebiendo ayahuasca,
Deseando no volverte a ver en realidad
Pues solo quiero danzar
Con mis hermanos de cola blanca
Dispuesto a vender toda esta tierra debajo de mis caites
Y armar una barbacoa con la carne de todos.

Boniek Bayer Garibaldi Hernández

Traductor: Yorch Martínez M.
.


25 febrero, 2016

Las contradicciones de misóginos homofóbicos literatos de la costa norte o la obra de Gustavo Campos

Hace un par de años, como parte de mi proceso de graduación en la carrera de Letras de la UNAH-VS, escribí una monografía titulada: "Imágenes de San Pedro Sula en la narrativa de la costa norte de la última década". En dicha monografía estudié la obra de varios autores de la zona, entre ellos a Gustavo Campos: Los inacabados y Katastrophé. Aunque mi objetivo era otro (encontrar a "la ciudad más violenta del mundo" en su reciente literatura), me di cuenta que si me hubiese interesado por un tema distinto, por ejemplo, el de la misoginia; en Gustavo Campos habría encontrado ejemplos muy puntuales. Lo anterior me ocurrió con otros temas, es decir, estaba ante una literatura de la cual se podía decir mucho, pero debía delimitar bien mi tema y dejar algunas otras inquietudes temáticas para ocasiones futuras. Finalmente había optado por un tema con un marco teórico más literario y afín a la orientación en la que terminé graduándome.

Pero estoy hablando de literatura y exclusivamente de literatura. Si me hubiera interesado en saber si Gustavo Campos era o no misógino en su vida cotidiana, habría caído en el mismo chismorreo que abandera en su última entrada. Se trataba de hacer completamente lo opuesto, ser lo más académico posible o por lo menos intentarlo, aunque no me cabe duda que hubiera podido responder tal pregunta.

Escribo esto a título personal no porque arda en deseos de responderle a esa papa caliente que tiró en varias manos hace un par de días el poeta Campos, quizá sin el respaldo que esperaba obtener (habla demasiado de sus rencillas personales aunque se me ocurren un par de nombres que seguro tirarán ráfagas a su favor en el futuro cercano) pues cada quien es libre de escoger sus propias enemistades y no deseamos que nos las elijan los demás. Le respondo porque alude a este fallecido blog, a mi persona y a Darío Cálix, con quien solía escribir algunas entradas del mismo. Respecto a esta entrada, Cálix, tomó la decisión de no decir nada, pues tiene muy buenas razones para no desear verse involucrado en una balacera con el poeta (ahora cronista) Gustavo Campos, tampoco detallaré tales razones ni seguiré la línea del poeta en su entrada con respecto a otros temas porque no nos interesa ya escribir a lo Rosas y Espinas. También le daría motivos para ser objeto de sus chismorreos y aunque lo que él pueda decir de mi vida personal me tiene sin cuidado, no me gustaría pero nadita, nadita, que en medio de todas sus pendejadas alucinadas, pudiera mencionar nombres de personas que han tenido un lugar importante en mi vida, así como parece ser la línea de su última entrada (¡Qué hijo de puta! No repara en llevarse de encuentro a personas que deberían quedar al margen de todas estas estupideces ¡Vaya feminista!)

Al parecer Campos quiere pasarle factura a algunos fracturados, entre los cuales me incluyo. Le respondo porque se está volviendo costumbre que todos los años justo después del día del amor y de la amistad (¿falta de atención?) me etiqueten o incluyan en la saguaza de alguna vieja riña. Así que debido a los malos entendidos que luego ocurren como consecuencia de estas menciones, aclaro de una vez por todas mi postura (súper diplomática y política comparándola con algunas anteriores, pero ¿Quién sería Gustavo Campos para juzgarme? Él también ha evolucionado desde la misantropía hasta convertirse en todo un embajador de la buena voluntad cuando le conviene y esto no es ningún chisme y no tiene porqué tampoco ser algo malo, así funcionan las cosas en este país y si uno puede obtener un puesto del gobierno por conocer a alguien importante, alabado sea Bukowski y el tiempo libre)

Pero antes de continuar y como buen ex empleado de varias agencias publicitarias les digo que si no han adquirido todavía un ejemplar de "El último tango en San Pedro", de Darío Cálix, creo que se han tardado demasiado, lo pueden encontrar en Librería Caminante o en las nuevas instalaciones de La hermandad de la uva, el fabuloso bar y restaurante: Nola, que abrirá puertas muy pronto. El valor del mismo es de 200 lempiras y el de las Imperiales y SalvaVidas en Nola, será de 30 lempiras, están ustedes invitados.

Siempre he actuado por mi cuenta, me he burlado por mi cuenta y siempre he encontrado los problemas y dificultades que yo mismo fabriqué, puedo decir lo mismo de mis pocos logros. Por el camino simpaticé con el pensamiento de algunos (hasta con el mismo Gustavo en algún momento de esta casi década de conocerlo), pero fue solo eso. Si en el pasado dije algo diferente, es porque no tenía los guevos de aceptar las consecuencias de mis actos y de las equivocaciones de mi primera juventud. Éramos nihilistas y pendencieros y de eso ya nos queda muy poco en comparación a nuestros primeros ímpetus (no estamos tan cipotes también), quizá La hermandad de la uva fue el último estertor de una generación desencantada que buscaba desacralizar todo (nosotros desde el humor ácido y la mala leche), que cada tema que era colocado en la mesa era objeto de debates y riñas, quiso la suerte que entre nuestras amistades estuvieran las feministas, los revolucionarios, los hippies y demás, así que sobre ellos descargamos muchas veces nuestras baterías, algunas amistades todavía se sostienen otras se perdieron irremediablemente y está bien así para todos.

Soy del parecer que cuando hablamos de algunos temas estamos creando discursos alrededor de los mismos, que es peor no hacerlo, sin embargo, nos cansamos de esos debates y riñas y cuando han vuelto a ser colocados en la mesa por algún neófito del grupo, sin reparar en nuestras amigas feministas o los hippies que nos acompañan, en lo personal he optado por levantarme, encender mi auto e irme a casa; pues se que la velada fue otra vez echada a perder como se echaron a perder muchas otras en el pasado, tampoco daré detalles al respecto pero a que no adivinarían quien...jaja, en fin...

Ahora toca escribir, mostrar si alguno de nosotros puede llegar a algo significativo en la literatura. En parte allí la explicación del silencio del presente blog. Aunque debo agradecerle a Campos que me llame literato, prescindo también de dicha etiqueta porque al igual que algunos otros que ya tuvieron esta papa en sus dedos, considero que mi carencia de obra publicada, no avala esa otra etiqueta que Gustavo me coloca, pero en fin...

Entonces tras haber aceptado todo lo que vino después de mis actos, estoy en una época de descanso y silencio.Ya tengo las enemistades que tengo y probablemente dichas enemistades se mantengan, también ya tengo las amistades que deseo, también deseo que aumenten y que sean de verdad, pero fin...

(Esto parece a estas alturas el prólogo de un libro de autoayuda titulado: "A la orilla de mi Imperial me asomé y lloré en la barra de un viejo bar al recordar que debería ponerme a redactar exámenes en lugar de estar contestando pendejadas")

Ya tengo la fama que he creado sobre mí con las polémicas del pasado y puedo perfectamente echarme a dormir, si me arrepiento de algunas cosas tampoco tiene importancia y no está entre mis metas querer demostrar que soy un pan de dios, vamos que no lo soy y dejémoslo así: los fierros y las etiquetas están bien marcadas, tanto así que quizá no podría invitar a una cerveza a alguna feminista guapa e interesante que me encuentre en algún bar, porque probablemente me conozca sin conocerme siquiera o a lo mejor si pueda...y estos temas sean importantes solo para unos pocos involucrados que tuvieron que darle vuelta a la página desde hace mucho. En fin...aprendí a lidiar con todo ello, bueno se me ocurre que el título del libro de autoayuda podría quedar así:  "A la orilla de mi Imperial me asomé y lloré en la barra de un viejo bar al recordar a la feminista guapa que me gustaba y no iba a cogerme jamás, pero que a lo mejor sí...", luego me embarcaría en la misión de beber de ese santo grial y así inspirar a los demás, pero en fin...

Estoy en una etapa de desarrollo profesional porque contrario al poeta Campos, quien sobrevive de su arte, yo busco hacerlo por medio de una labor menos sagrada que la suya. Por eso no estoy dispuesto a que dichas polémicas me sigan afectando, puesto que ahora trabajo en varias instituciones educativas, a lo mejor piensen que moría por decirlo, al igual que Campos con su mención del episodio del Leonardo y el matarratas y el cuchillo sin filo, pero me interesa seguir creciendo en dichas instituciones y las etiquetas que él tomó a bien ponerme o más bien remarcarme -sea porque encontró elementos misóginos en mi escasa obra o por lo que parece ser la verdadera razón: no simpatizar con la ideología de algunas de sus amistades (motivo también válido aunque no determinante) - no me favorecen mucho. Hace algunas semanas un amigo me decía:

"Si yo le parara bola a todo lo que dicen sobre mí, estaría tres metros bajo tierra, si querés tener futuro, no lo hagas".

Sin embargo, no me tomo a la ligera el afán destructivo de Campos, así como aprendí a la mala a no tomarme a la ligera el propio, que Campos se haya tomado a pecho todas las jodas que hicimos de él desde este blog es lo justo, era de esperarse, hasta se tardó demasiado, todo debido a ese papel de santo y de mártir que siempre ha querido interpretar en todo grupo en el que estuvo o está, papel que por estos lados le conocemos muy bien.

Cerraré diciendo que con esto Gustavo Campos ha dado un giro definitivo ¿Hacia la locura? Pero curiosamente este giro es muy al estilo de la costa norte, me ahorro las bienvenidas...

Juan José Bueso.